luis-mirandaCd. de México (07 octubre 2016).- En su estreno como Secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda irritó a los senadores del Partido Revolucionario Institucional.Durante una cena realizada la noche del miércoles en la Torre Mayor, el funcionario provocó la molestia de los legisladores del tricolor cuando respondió con palabras altisonantes a sus reclamos por la desatención de los delegados federales, la permanencia de panistas en la dependencia y las fallas de operación de los programas.

De acuerdo con testimonios de varios de los senadores presentes en el encuentro, Miranda minimizó las quejas y, a cambio, pidió apoyar de manera incondicional al Presidente Enrique Peña.

“Uno de los momentos más tensos de la reunión fue cuando dijo: ‘No nos podemos estar haciendo pendejos, y a mí no me vengan con chingaderas’. Incluso comentó que, en lugar de estarnos quejando, tendríamos que apoyar al Presidente”, relató una de las legisladoras.

Según los priistas, la tensión fue tanta que la reunión terminó de manera abrupta.

En su participación, el senador por Chihuahua, Patricio Martínez, consideró que la política social no estaba dando resultados y puso como ejemplo su entidad de origen.

Explicó que pese al reparto de productos como leche y cobijas, el PRI había enfrentado uno de los peores escenarios electorales.

Los legisladores relataron que Miranda respondió de manera directa a los señalamientos.

“Le dijo que lo que él había comentado no era cierto, que las cosas no estaban mal, que estaban bien”, refirió uno de los senadores.

La expresión molestó al chihuahuense quien se levantó de su silla, tomó su saco y salió del salón.

La acción del legislador provocó que, unos minutos después, Miranda también se levantara de su asiento y diera por concluida por la reunión.

“Se levantó y nos dijo: bueno, entonces así quedamos. Y se fue. La verdad, nos sorprendió”, explicó uno de los que acudió al encuentro realizado en el Piso 51.

Otro senador se dijo extrañado por el trato “frío y hasta ríspido” que tuvo Miranda con los senadores, a quienes él había invitado a cenar.

“Es cuestión de estilos, pero a ver ahora quien lo defiende cuando comparezca en el Senado”, espetó molesto uno de los senadores.

Los priistas relataron que, en su intervención, el senador Héctor Yunes advirtió la operación de funcionarios de Sedesol a favor del PAN.

“Dijo que había caballos de Troya que sirven al PAN”, refirió uno de los priistas.

Señalaron que la senadora Lilia Merodio se dijo preocupada por el hecho de que todas las acciones de la Secretaría en Chihuahua estuvieran sometidas “a los caprichos del Gobernador”.

La senadora nayarita Hilaria Domínguez cuestionó las fallas de operación de Sedesol en su estado y algunos otros, como el sinaloense Daniel Amador Gaxiola, pidieron más apoyos para las escuelas en Sinaloa.

La confrontación con el funcionario incluso fue comentada por los senadores ayer por la mañana, cuando los senadores se reunieron a desayunar en privado con la titular de PGR, Arely Gómez, quien comparecerá el próximo lunes, en el marco de la Glosa del Informe.

Algunos senadores informaron que analizan la posibilidad de elaborar una carta dirigida al Presidente Enrique Peña Nieto para relatar lo ocurrido.

Leave a Reply

Your email address will not be published.