carstensCd. de México, México 30 septiembre 2016(MR).- El peso mexicano está subvaluado por todos los indicadores y tiene bastante margen para apreciarse en circunstancias normales, dijo el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

El banco central se siente cómodo con la política monetaria actual tras el aumento de ayer de 50 puntos básicos en la tasa de interés de referencia del País.

No obstante, si se presentan circunstancias extraordinarias, como que el candidato republicano Donald Trump consiga la Presidencia de Estados Unidos, eso podría desencadenar un alza en las tasas, dijo Carstens en una entrevista en su oficina en la Ciudad de México.

“A menos que algo realmente extraordinario suceda, dada la información con la que contamos hoy, nos sentimos cómodos con esta postura de política monetaria”, dijo.

Cuando se le preguntó si una victoria de Trump podría ser un evento extraordinario, dijo: “Sí, ese podría ser uno. Depende de lo que suceda, lo que diga y cómo actúe. No es tan simple como poner una etiqueta. Todavía hay incertidumbre y tendremos que ver en dado caso cómo se comporta”.

El tipo de cambio efectivo del peso -su valor ponderado frente a una canasta de otras monedas principales en términos ajustados a la inflación – muestra que está subvaluado en comparación con las normas históricas. La medida cayó al nivel más bajo desde 2009 el lunes, según un índice de Barclays, y está 15 por ciento por debajo de su promedio de 10 años.

Leave a Reply

Your email address will not be published.