javier-duarteCd. de México 27 septiembre 2016 (MR).- La dirigencia del PRI en Veracruz dio la espalda al todavía Gobernador del Estado, Javier Duarte.

El líder del tricolor en la entidad, Amadeo Flores Espinosa, aseguró que la decisión de suspender los derechos del Mandatario responde al compromiso de su partido con la legalidad y el combate a la corrupción.

“Las reglas y estatutos del partido aplican para todos, más allá de nuestro cargo o responsabilidad pública. La suspensión de los derechos de algunos de nuestros militantes es una decisión histórica. Todos debemos rendir cuentas, así lo debemos entender los priistas”, sostuvo.

Aunque la Comisión Nacional de Justicia Partidaria no ha publicado los detalles de su resolución, por la que suspendió los derechos de Duarte como militante, el dirigente estatal aseguró que fue apegada a derecho.

“El proceso se ha apegado a los estatutos y se han respetado sus garantías. El proceso deberá permitir que ellos ejerzan la defensa que corresponde. Todo el procedimiento se ha dado dentro de la legalidad”, sostuvo.

A pesar de que algunos priistas veracruzanos han realizado manifestaciones de apoyo al Gobernador, Flores Espinosa sostuvo que el caso no generará una escisión en las filas del tricolor.

“Descarto que esto vaya a provocar una ruptura interna. Nadie puede estar contra la transparencia y la honestidad. Esos son valores que debemos defender si queremos recuperar la confianza de los electores”, agregó.

El actual dirigente estatal del PRI fue funcionario del Gobierno de Duarte, cuando ocupó el cargo de Procurador General de Justicia de la entidad. Flores Espinosa renunció a la PGJ unos días después del asesinato del periodista Gregorio Jiménez.

En su momento, Duarte elogió el trabajo de Flores Espinosa.

“Hizo prevalecer el Estado de derecho y la procuración de justicia en favor de Veracruz y los veracruzanos”, apuntó entonces el Gobernador.

Leave a Reply

Your email address will not be published.