lopez-obradorCIUDAD DE MÉXICO.-  Andrés Manuel López Obrador afirmó que los gobernadores priistas Roberto Borge de Quintana Roo, César Duarte de Chihuahua, Javier Duarte de Veracruz y hasta al mismo Enrique Peña Nieto se han convertido en los chivos expiatorios del PAN que los exhibe en spots de radio y televisión.

“Desde luego que son corruptos y se merecen la andanada, pero los panistas son iguales, que no se les olvide”, dijo el presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena en un video en su cuenta de Facebook.

López Obrador lamentó que el estado de Sonora sea un laboratorio político del PRI y del PAN donde han gobernado ambos partidos. “Cuando salió (Eduardo) Bours de la gubernatura, los del PAN denunciaron que había saqueado, ahora que sale (Guillermo) Padrés, los del PRI hacen lo mismo.

A Guillermo Padrés, dijo el tabasqueño, le están comprobando, que entre otras cosas, compró 450 caballos pura sangre y que tiene de abogado a los miembros del PAN: Lozano Gracia y Diego Fernández de Cevallos. “Dicen que en el juicio se ha gastado, en su defensa, más de 200 millones de pesos que van a este despacho de panistas”.

“Vengo de Baja California y ahí Kiko Vega (gobernador electo) tiene como 60 propiedades, una mansión en Tijuana de 6 millones de dólares; nadie dice nada, no se cuestiona a los panistas corruptos”.

Durante una gira por Sonora aplaudió la respuesta de sus seguidores y sostuvo que Morena se encuentra en primer lugar a escala nacional. “Vamos adelante, tenemos que prepararnos para la cita que tendremos con la historia en el 2018”, destacó.

Comentó que los integrantes de la mafia que gobierna en México, “aunque parezca increíble, no quieren cambios, aunque ya han destruido a México, y han hecho que predomine la inseguridad y la violencia”.

Reiteró que si se acaba con la corrupción se podría ahorrar el 10 por ciento del presupuesto del país, de casi 5 billones de pesos, lo cual serviría para programas sociales y reactivación de todo el sector energético. Además, adelantó que mandará a consulta las reformas energética, educativa, fiscal y laboral.

López Obrador reiteró que hay muchos recursos para financiar el desarrollo, no hay necesidad de aumentar impuestos y endeudar al país. “Se liberan muchos fondos para el desarrollo”.

Enfatizó que Morena hará una propuesta muy puntual para rescatar al campo, atender a los jóvenes, crear empleos, rescatar el petróleo, el gas y la industria eléctrica, todo lo anterior de manera democrática.

Comentó que en los países donde no hay corrupción, no hay pobreza, no hay inseguridad y no hay violencia. En esos países, dijo, existe una clase media fuerte a diferencia de México donde los pobres son mayoría y a la clase media la están borrando.

Propuso crear, en los tres mil kilómetros de la frontera norte de México, una zona libre o franca en donde habrá, entre otras cosas, estímulos fiscales para instalar fábricas que generen empleos. “Se deben bajar precios de energéticos, de la luz y los impuestos, a diferencia de lo que han hecho en los últimos años”.

Por la tarde López Obrador encabezó asambleas informativas en Puerto Peñasco.

Leave a Reply

Your email address will not be published.