lopez-caballeroHermosillo, Sonora 16 de septiembre del 2016 (MR).- A un año de recibir de parte de Alejandro López Caballero una administración municipal al borde del colapso financiero, el gobierno de Manuel Ignacio “Maloro” Acosta empieza a salir delante de un endeudamiento de 2 mil millones de pesos dejado por el panista.

Además de este desfalco financiero, la administración de López Caballero heredó una serie de problemas de inseguridad, pues ya en su último año se gobierno se empezó a disparar ese rubro con vecinos que se organizaban para combatir a los delincuentes.

Alejandro López Caballero benefició también a allegados con la venta de terrenos públicos, mismos que la administración de Manuel Ignacio Acosta ya empieza a recuperar en beneficio de los hermosillenses.

Otro tema heredado por el panista fue el de los malos manejos financieros en Agua de Hermosillo, dependencia que dejó prácticamente en la quiebra.

Esas acciones fueron señaladas por el entonces regidor de Hermosillo y hoy diputado David Palafox Celaya.

“Se solicitaron créditos bancarios a largo plazo, lo cual ocasionó que haya un incremento tan grande en la deuda, aparte los pasivos a corto plazo también aumentaron; simple y sencillamente no hay una explicación razonable de en qué se gastó el dinero porque no se ve reflejado ni en los servicios ni en la infraestructura de la ciudad”, señaló Palafox Celaya.

“Hay varias partes donde se ve gran deterioro de la pavimentación, un claro abandono en el servicio de la recolección de basura, no sé si porque vayan a concluir ya en la actual administración municipal”, manifestó por su parte Carlos Navarro López del PRD, semanas antes de que Alejandro López entregara su cargo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.