El titular de la Conasami, Basilio González, señaló que no hay condiciones para un aumento de emergencia a los salarios mínimos.
El titular de la Conasami, Basilio González, señaló que no hay condiciones para un aumento de emergencia a los salarios mínimos.

Mérida, México (13 septiembre 2016).- El presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), Basilio González Núñez, descartó un aumento de emergencia al salario mínimo en el País.

Al reconocer que antes de las elecciones de junio pasado se pretendió un ajuste en los minisalarios, refirió que esa posibilidad fue vista como un intento de uso indebido para efectos electorales, por lo que se decidió posponerla.

A la fecha, advirtió en entrevista, las condiciones económicas han cambiado.

“En este momento no; yo no le puedo decir si el mes que entra o en otro periodo, depende de cómo vayan evolucionando, ya ve que la situaciones económicas son muy cambiantes”, explicó.

Entre los factores desfavorables citó la caída previa del precio del petróleo, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y la expectativa de revisión de la tasa de interés en Estados Unidos.

“Y pues desgraciadamente las expectativas después de esos eventos se comenzaron a deteriorar a nivel nacional y a nivel internacional. Entonces, nos cambiaron las condiciones económicas”.

El funcionario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social aceptó que el nivel del salario mínimo no es el que debiera regir en nuestro País.

“Necesitamos que el salario mínimo mejore”, expresó.

Admitió que las familias mexicanas requieren mayores ingresos para su sustento.

“Pero tenemos que hacer la tarea para llegar a eso, es decir, no se nos va a dar de una manera espontánea, como no se nos ha dado en el pasado”.

Propuso remover todo aquello que representa obstáculos que han impedido que el salario mínimo avance por un camino distinto, y puso como ejemplo el decreto de desindexación emitido este año.

Urgió a que empresarios y trabajadores cambien de mentalidad, se acelere la transformación tecnológica y se aprovechen los créditos dirigidos a micro y pequeños negocios.

González Núñez comentó que el ingreso promedio actual de un trabajador mexicano, con todo y prestaciones, cotizado en el Instituto Mexicano del Seguro Social, es de aproximadamente de nueve mil 700 pesos.

En esa medición, aclaró, se incluyen los ingresos más bajos hasta los de los gerentes y directores de empresas que son también asalariados.

Sin embargo, por otro lado, 60 por ciento de los trabajadores de México no ganan más de 5 mil pesos.

“Tenemos que romper una serie de inercias”, subrayó.

El titular de Conasami asistió en Mérida al Primer Congreso Peninsular de Capital Humano, Feria de Empleo y Semana Estatal de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.