Por Michelle Rivera

HERMOSILLO, Son., 6 de septiembre.- La avaricia de los exsecretarios en el sexenio de Guillermo Padrés fue tan ilimitada que cobraron por años la pensión mensual de 685 ancianos fallecidos desde 2009.

Como se adelantó, a continuación algunas muestras de los gastos más inútiles, estúpidos y, sin precedentes, de la administración estatal mal nombrada Nuevo Sonora.

En una revisión a la Cuenta Pública de 2015, entregada al Congreso sonorense el pasado 30 de agosto, es posible observar el desvío de 685 mil pesos entregados a adultos mayores sin vida, según actas de defunción expedidas por la Dirección de Registro Civil.

El reporte pormenorizado del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) destaca que la Secretaría de Desarrollo Social en Sonora (Sedesson), en ese entonces a cargo de Luis Plascencia Osuna, destinó recursos todavía en 2015 del Programa Crecer con Adultos Mayores a 685 ancianos fallecidos en años anteriores, pese a que este sistema de ayuda cuenta con el requisito gubernamental de comprobar la supervivencia de beneficiarios.

Por citar un ejemplo, el más antiguo de los expedientes de la administración de Padrés y Osuna, que data del 11 de octubre de 2009, el beneficiario CAMAGP-00057, originario de Agua Prieta cobró su apoyo económico el año pasado. Durante seis años devengaron la pensión del aguapretense, al igual que de los 684 ancianos restantes.

El ISAF y la Sedesson avisaron sobre esta anormalidad a la Secretaría de la Contraloría General, para que se promueva el fincamiento de responsabilidades contra quien o quienes resulten responsables de este ilícito.

Ni el Procu se escapó

Otro de los costosos errores cometidos en la gestión de Padrés fue el encontrado en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), bajo el mando de Carlos Navarro Sugich.

De acuerdo con el ISAF, el exfiscal sonorense se autocompensó con 552 mil 508 pesos el 30 de agosto de 2015, es decir unos 16 días antes de dejar el puesto.

Y no sólo eso. También gratificó a sus empleados cercanos como a dos subprocuradores, dos directores generales, cuatro delegados regionales y a una directora, con un millón 521 823 pesos

La fiscalía comandada por Navarro Sugich se encuentra todavía bajo investigación por parte de la Procuraduría General de la República por la compraventa de bebés que inició en esta dependencia.

 Las travesuras de Felipe Romero

Aún hay más. Luis Felipe Romero, exdirector del Instituto Sonorense de Infraestructura Educativa (ISIE) y hermano del prófugo exsecretario de Gobierno, Roberto Romero López, se autoincrementó el presupuesto de la oficina a su cargo en mil 364 millones 111 mil 802 pesos.

En un principio, a Romero se le habían asignado 872.5 millones para ejercer en 2015 y al 31 de diciembre de ese mismo año había gastado 2 mil 236 millones 710 mil 875 pesos. El ISAF no logró documentar cómo obtuvo el ingreso de parte de la Secretaría de Hacienda.

Luis Felipe Romero, encargado de operar la llamada Transformación Educativa, tiene en su expediente el injustificado gasto de 978 millones de pesos en 514 planteles educativos que nunca fueron rehabilitados entre 2009 y 2012.

No obstante las investigaciones periodísticas y fiscales, el exdirector Romero fue estimulado económicamente por quien y con quien trabajaba ese proyecto en conjunto, el exsecretario de Educación y Cultura, Jorge Ibarra Mendívil, con 36 millones 900 mil pesos y hasta ahora ninguno de los dos han respondido el motivo principal de este millonario incentivo, como lo contempla el oficio ISAF/AAE-2839-2015, con fecha de 2 de octubre de 2015, numeral 18 del Anexo 1.

El rosario de irregularidades padrecistas es infinito. Existen 180 avisos de inconsistencias ante la Contraloría General del Estado y se iniciaron 46 procesos penales, administrativos y mercantiles.

CONTINUARÁ…

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.