cuate avilaHermosillo, Sonora 22 de agosto del 2016 (MR).- Nuevo auto de formal prisión se giró en contra de Roberto Francisco Ávila Quiroga, quien es señalado por estar involucrado en una operación de “moches fiscales” por más de mil 700 millones de pesos en el sexenio padrecista, dio a conocer el delegado de la PGR en Sonora, Darío Figueroa Navarro.

Este personaje ya se encuentra detenido, pero se le permitirá por medio del artículo 399 del código federal de procedimientos penales, llevar el proceso en libertad con ciertas obligaciones.

“Ya se presentó a rendir una declaración y ayer se le dictó auto de formal prisión, va quedar sujeto a proceso, pero en libertad con ciertas obligaciones, como ir a firmar cada dos semanas y no abandonar la ciudad (Hermosillo)”, explicó el delegado.

Luego de señalar que seguirá llevando el proceso en el juzgado décimo segundo federal, Darío Figueroa Navarro dio a conocer que ya se presentó la apelación sobre la fianza de 20 mil pesos con la que salió libre Roberto Francisco Ávila.

Además detalló que ya se abrió una nueva carpeta de investigación sobre el delito que resulte por la destrucción sospechosa de una ostentosa vivienda propiedad del “Cuate” Ávila.

Cae recordar que el “modus operandi” de Roberto Francisco Ávila, ex director de Auditoría Fiscal del SAT en el Gobierno de Sonora, era ponerse previamente de acuerdo con el ex gobernador Guillermo Padrés, para realizar auditorías arregladas.

Es decir, cobraban una comisión y dictaminaban de esa manera que las empresas requeridas pagaran menos impuestos, muchas de ellas pertenecientes a panistas de abolengo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.