image-14Hermosillo, Sonora 08 de agosto del 2016 (MR).- En un verdadero caos, con zafarranchos, golpes, detenciones, intento de robo de urnas e incluso piedras lanzadas hacia las casillas, se celebró el proceso de elección interna del Partido Acción Nacional (PAN) en Sonora.
Durante las votaciones  para definir al nuevo dirigente del blanquiazul, se presentaron prácticas negativas y de agresión hacia los seguidores de los tres candidatos a lograr el poder en ese partido, Adrián Espinoza, David Galván y Ernesto Munro.
Varias personas perdieron el control, al buscar un lugar dentro de la estructura de esta organización durante los próximos tres años.
Leonardo Guillén, actual dirigente del PAN Sonora, aceptó que durante el proceso se presentaron incidentes “informales” como él los llamó, sobre todo en Hermosillo y en Empalme, además del Poblado Miguel Alemán y Bahía de Kino.
“Estamos realizando una investigación en colaboración con las autoridades para saber de dónde provenían esas personas”, comentó Guillén Medina.
“Nos reportan que tenían aspecto de pandilleros, pero no sabemos quién los mandó, lo que sí tenemos la certeza de que era gente externa a nuestro partido”, detalló Leonardo Guillén quien desconoció si siguen detenidos o ya fueron liberados”, agregó.
Una persona que pidió omitir su nombre por miedo a represalias, aseguró que ese tipo de acciones son bien conocidas por ser prácticas del equipo del ex alcalde de Hermosillo, Alejandro López Caballero, ahora en franco apoyo a Adrián Espinoza.
Además de los actos de represión sufridos en las casillas durante la jornada electoral, en redes sociales se vivieron intensos campañas negras de desprestigio en contra de los tres candidatos que buscaban la dirigencia estatal.

Leave a Reply

Your email address will not be published.