¨ENTRE PARENTESIS. ¨

Beltrones El efecto Beltrones .

Después de los resultados de las elecciones del pasado 05 de junio en algunos estados de la República  y de la renuncia de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia del PRI Nacional, comenzaron a salir debajo de las piedras algunos militantes priístas que fueron desplazados o se sintieron amenazados ante el terreno que abarcaba el sonorense y sus grandes posibilidades de convertirse en el candidato del PRI a la presidencia de México.
 
En el caso de Sonora, a partir de que el tricolor tomó la decisión de abanderar a Claudia Pavlovich como candidata al gobierno del Estado, dos aspirantes guardaron silencio por un tiempo y meses después regresaron a las labores políticas, tal es el caso de Antonio Astiazarán, cercano al actual secretario de la Sedesol, José Antonio Meade, quien ahora coordina organismos descentralizados de la dependencia federal y el senador Ernesto Gándara Camou, que preside la Comisión de Seguridad Pública en el Senado de la República. 
 
Actualmente ambos sonorenses están llamando a sus leales funcionarios, ya que con los resultados de las elecciones,consideran que sus bonos políticos suben y tienen más posibilidades que nunca, uno perfilándose para el Senado y el otro para la Alcaldía, haciendo alianza entre ellos, ya sea buscando estas posiciones dentro del partido o por la vía independiente. 
 
Los que aprovecharon.
Otro caso similar , lo que ocurrió tras el escándalo por la licitación y virtual privatización del servicio de basura en Cajeme, que fue el pretexto perfecto para que Abel Murrieta, actual Diputado Federal y Rodrigo Bours, hicieran acto de presencia en el conflicto, uno para evidenciar ante un medio de comunicación supuestas fallas en la licitación y otro acercándose al Ayuntamiento para pedir explicaciones, ambos buscan desde las pasadas elecciones ser candidatos a la alcaldía de Cajeme y seguramente no desaprovecharán cualquier tropiezo del actual alcalde , Faustino Félix, para ir escalando con sus aspiraciones y por lo visto sin importar se lleven entre los pies al Partido Revolucionario Institucional. 
 
 
La era Galván.
Las posiciones están listas, David Galván es el nuevo dirigente del PAN y Alejandra López Noriega, secretaria general.
Fuentes dentro del partido, aseguran que es muy importante para la nueva dirigencia contar con una mujer, sobre todo que sirva para amortiguar  las respuestas que puedan recibir como oposición ante señalamientos que intentarán hacer contra la gobernadora Claudia Pavlovich y por eso consideran será clave la participación de López Noriega , para que sea ¨de mujer a mujer¨. 
 
Lo que parece no captan en el PAN, es que independientemente de la nueva estructura, la estela que dejó la administración que encabezó Guillermo Padrés sigue más presente que nunca y sólo con actos contundentes para deslindarse podrán sumar puntos a favor, uno de ellos es impulsar su expulsión del partido y unirse a las voces que lo señalan como el autor del gran desfalco al Estado.
 
Pero a juzgar por las recientes declaraciones del diputado federal, Agustín Rodríguez (todavía un brazo importante de Guillermo Padrés) sobre que el ex mandatario y un equipo de panistas sonorenses cercanos a Galván, siguen reuniéndose cada 15 días, se puede asegurar que no sólo el PAN está vivo, como dice su slogan de campaña, también el ex gobernador. 
 
Twitter : @Michelleriveraa
Sitio: Michellerivera.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published.