adolfo García
Hermosillo, Sonora 08 de agosto (MR).- El proceso electoral que tanto se presumió se llevaría en orden y en paz para definir al nuevo dirigente del PAN en Sonora resultó todo lo contrario, pues se vivieron zafarranchos y golpes entre ellos, que tomaron por sorpresa a las mismas autoridades de seguridad estatal.
“La verdad es que nunca nos imaginamos que una elección interna que se había presumido como un proceso democrático que se haría en total orden necesitaría de nuestra presencia, incluso tampoco se nos solicitó de manera previa”, comentó Adolfo García Morales, secretario de Seguridad Pública en Sonora.
“Pero cuando se presentaron los inconvenientes y se nos solicitó el auxilio al 066 acudimos de manera inmediata y prueba de ello es que elementos de la Policía Estatal detuvieron a las personas que causaron los problemas y fueron puestas a disposición del Ministerio Público”, comentó García Morales.
“Lo que sí hay que dejar en claro es que el presidente del PAN en Sonora (Leonardo Guillén) no me solicitó de manera anticipada el apoyo, ni tampoco al alcalde de Hermosillo (Manuel Ignacio “Maloro” Acosta), pues se tenía el entendido que era un proceso democrático de ciudadanos libres que acudirían a elegir de manera ordenada a las urnas.
“Cuando recibimos la solicitud de apoyo y al enterarnos que se estaban presentando riñas, activamos el código rojo y un ejemplo es que al lugar se presentó un operativo de 20 patrullas”, sentenció el funcionario.
El domingo durante la rueda de prensa para anunciar al ganador virtual de la Dirigencia del PAN, el Dirigente estatal del partido, Luis Guillén aseguró que elementos de la policía Municipal de Hermosillo brillaron por su ausencia .

Leave a Reply

Your email address will not be published.